Volver

La banca y el metaverso

«El metaverso es la siguiente evolución de la experiencia de Internet, que permite a las personas ir más allá de la navegación por la web para participar o incluso vivir, una experiencia compartida y persistente, que abarca el espectro de nuestro mundo real a un mundo totalmente virtual e híbrido». Así define la consultora Accenture una de las tendencias digitales más destacadas de los últimos meses, como es el metaverso, en su informe “La guía definitiva de la banca en el metaverso”, escrito por Michael Abbott y Jess Murray.

Este nuevo paradigma se sustenta en tecnologías como la realidad aumentada, la realidad virtual y el blockchain, que están acelerando cambios sustanciales en la economía, gracias a su potencial para redefinir nuestra sociedad tal y como la conocemos.

Según los autores del informe, la banca es uno de los sectores que debe apostar por el metaverso de forma clara, con el objetivo de no perder su liderazgo económico y social y aprovechar las múltiples posibilidades a explorar: «Los bancos no pueden permitirse el lujo de quedarse de brazos cruzados; tienen que empezar a explorar su potencial y prepararse para escalar rápidamente y crear nuevas y magníficas experiencias para los clientes y los empleados.»

¿Por qué los bancos deben apostar por el metaverso?

Tal y como afirma el periodista Steve Cocheo, editor ejecutivo en The Financial Brand, en su artículo  “Deberías seguir a Chase Bank en el Metaverso?”, “puede que seas escéptico sobre el metaverso -donde vagan los avatares-, pero miles de millones de dólares están entrando en este mundo virtual, y el mayor banco de Estados Unidos se ha unido a la fiesta».

El mayor banco de Estados Unidos al que se refiere es J.P. Morgan Chase que ya ha abierto una sucursal en el metaverso a través de su unidad denominada Onyx, una plataforma basada en la tecnología blockchain para realizar pagos. Pero esta no es la única entidad financiera que está explorando las oportunidades que esta tecnología ofrece. Según el informe de Accenture, el KB Kookmin Bank, uno de los grandes bancos de Corea del Sur, ofrece la posibilidad a sus clientes de interactuar con su asesor financiero en realidad virtual. HSBC está invirtiendo en una parcela en el Sandvox metaverse y Bank of America ya está formando a sus empleados en el uso de la tecnología en un entorno virtual.

En el caso de Europa, la primera fintech del continente con presencia activa en el mundo virtual ha sido imagin, la plataforma de servicios digitales y estilo de vida impulsada por CaixaBank, uno de nuestros clientes en España, que a través de imaginLAND ofrecerá experiencias inmersivas a sus clientes.

Estos ejemplos ponen de manifiesto que el metaverso es mucho más que una moda o una simple tendencia y, de hecho, ya hay estudios, como los realizados por Goldman Sachs, que “estiman que la economía metaversa podría tener un valor de hasta 8 billones de dólares.”

Beneficios del metaverso para los bancos

Los bancos, tal y como ocurre en la vida real, también tendrán un rol destacado en el metaverso como proveedores de los servicios financieros que sean necesarios en este nuevo entorno como pagos, seguros, préstamos, hipotecas, diversificando así su ámbito de negocio y teniendo acceso a más ingresos. También tendrán la oportunidad de idear nuevos productos y servicios. Pero más allá de estas actividades propias de su actividad empresarial, los expertos destacan otro aspecto muy relevante para estas organizaciones y que el metaverso puede ayudar a transformar y mejorar: la experiencia cliente.

El metaverso representa una excelente oportunidad para redefinir las relaciones comerciales y recuperar la conexión más emocional entre cliente y banco basándose en la innovación puesta al servicio del cliente. Asimismo, también puede ayudar a la captación del interés de los consumidores más jóvenes que puede que no hayan interactuado nunca presencialmente en una sucursal bancaria, y se sientan atraídos por este nuevo entorno lleno de posibilidades. «El metaverso promete eliminar la fricción que existe entre las numerosas plataformas digitales actuales y reinventar la forma en que los datos se mueven y se utilizan en las experiencias digitales. Cambiará radicalmente la forma en que los bancos interactúan con los clientes, qué productos y servicios ofrecen, cómo los fabrican y distribuyen, y cómo operan sus organizaciones», concluye el informe de Accenture.

Latinia impulsa la innovación y la disrupción al servicio de la experiencia cliente. “A través de Latinia Ventures, posibilitamos que las startups financieras puedan desarrollar sus proyectos, colaborando así con el diseño de la banca del futuro”, tal y como afirma Oriol Ros, director de Desarrollo Corporativo de Latinia.