Volver

Digital for Good, Chris Skinner

“Digital for Good”, el papel de los bancos en el desarrollo sostenible, según Chris Skinner

La industria financiera y la tecnología pueden contribuir a la construcción de un mundo más sostenible y justo. Esta es la premisa sobre la cual Chris Skinner, uno de los expertos en tecnología y finanzas más influyente del mundo y creador del blog The Finanser.com, ha basado su último libro, Digital for Good, en colaboración con profesionales del sector como Oriol Ros, director de Desarrollo Corporativo de Latinia.

 

Bancos y tecnología, juntos por el desarrollo sostenible

¿Qué rol juegan la tecnología y las finanzas frente a la lucha contra el cambio climático y las desigualdades? Para Skinner, las organizaciones deben asumir esta misión con responsabilidad y transparencia: “Los bancos no deben ser sociales; deben ser socialmente útiles. Algunos bancos están intentándolo sobre una doble base: los bancos deben ser buenos para la sociedad y buenos para el planeta aprovechando las oportunidades que los procesos de su transformación digital ofrecen.”

Las organizaciones que quieran persistir en el tiempo no solamente deben ser purpose-driven, sino que deben impulsar la relación de sus clientes y empleados con causas afines a su cultura corporativa y valores. Según Skinner, “pueden ser causas con el objetivo de salvar el planeta, pero también puede ser algo más sencillo como involucrarse con la comunidad local, ayudar a personas con discapacidad, proteger la vida salvaje en la Tierra o con cualquier otra aspiración.”

De entre estas múltiples causas que pueden formar parte del propósito de un banco, Oriol Ros apuesta por la educación financiera, temática abordada en el capítulo “It’s the education, Stupid! (not bancarisation)”. Actualmente, más de un billón de personas en el mundo no tiene acceso a servicios financieros. En el caso de Latinoamérica, la mitad de su población se encuentra en esta situación. Tal y como afirma Oriol Ros, “el abismo de la desigualdad social es un hecho probado empíricamente, así como también las ventajas que comporta tener acceso al sistema financiero tradicional”.

Inclusión financiera y desarrollo económico

La digitalización es una potente aliada para facilitar la inclusión financiera pero en ningún caso puede ser la única herramienta sobre la que cimentar este proceso. En palabras de Ros, “el futuro de la inclusión no es necesariamente bancarizar a la población, sino educarla. Las instituciones financieras de varios países de Latinoamérica están realizando esfuerzos relevantes en este sentido, siendo plenamente conscientes que la educación debe acompañarse con la digitalización de sus clientes”.

Los resultados de este esfuerzo ya son visibles en distintas regiones del mundo destacando de una forma muy notable India y Brasil, pero también en América Latina se han observado importantes avances a favor de la incorporación de más personas al sistema financiero. Como explica Oriol Ros en su artículo, esta área geográfica ha experimentado un fuerte crecimiento económico, reduciendo así su endémico nivel de pobreza y favoreciendo la aparición de una emergente clase media que ha descubierto distintos instrumentos financieros como el acceso al crédito. Impulsar que estas personas sigan haciendo un buen uso de estos instrumentos será consecuencia de seguir apostando por la educación y promover así su capacidad para tomar sus propias decisiones: “No es cuestión de centrarse en exclusiva en perfeccionar los conocimientos financieros, es fundamental un cambio en las actitudes de los ciudadanos que les van a permitir ser proactivos a la hora de identificar sus necesidades financieras y dirigirlas a partir de la oferta de servicios y productos bancarios a su disposición.”

El libro Digital for Good sale a la venta el día 1 de junio y ya puede reservarse en la web de Chris Skinner.